Saltar al contenido
Dinosauriosonline.com

La madre Pterodáctilo y su huevo 🐣

Historias de dinosaurios para niños, uno de los mejores cuentos de dinosaurios infantiles. 

Además disfruta de la categoría de cuentos de dinosaurios que tenemos en nuestra web.

Cuento de dinosaurio infantil

Cuentos de dinosaurios para niños para dormir

Cuenta la historia que hace aproximadamente unos 150 millones de años, lo que conocemos como finales del período Jurásico. Vivía una madre Pterodáctilo con sus huevos. 

La madre Pterodáctilo real estaba muy contenta con sus cuatro huevecillos. Cada día los calentaba, esperando que llegara el gran día que nacieran. 

Pasaron los días y la madre le daba más y más calor a sus queridos huevos. 

Una tarde, la madre Pterodáctilo le contaba a sus huevecillos, el cuento del concurso del Tiranosaurio Rex.

La madre no se daba cuenta que se acercaba una fuerte tormenta. Hasta que ocurrió. 

Al comenzar la fuerte tormenta, el árbol donde la madre tenía a sus pequeños huevos comenzó a moverse muy fuerte. 

La madre no sabía qué hacer para protegerlos, así que decidió llevarse los cuatro a un lugar más seguro. Sin embargo, cuando estaba cogiendo el último huevo, este cayó al mar. 

Rápidamente la madre dejó los otros tres huevos y se acercó al mar para rescatar el cuarto huevo. 

Cuando se estaba acercando, apareció un gran Tilosaurio, muy grande y temible. Considerado uno de los dinosaurios más aterradores

El tilosaurio media más de 10 metros de longitud y esto asustaba bastante a la madre Pterodáctilo. 

No obstante, la madre haría todo por su huevecillo. Cuando el tilosaurio vió que se acercaba el pterodáctilo, saltó para atraparla. 

Por fortuna pudo escapar de las grandes mandíbulas del Tilosaurio. 

Mientras que el huevo se hundía más y más. 

Allí estaba un dinosaurio plesiosaurio que observaba el huevo, y la madre desesperada. 

Rápidamente fue a la profundidad para rescatar el huevo, mientras que la madre pterodáctilo entendió que no podía luchar contra el Tilosaurio y decidió volver al árbol. 

Pasaron varias horas, hasta que finalmente pasó la tormenta. 

La madre estaba con los tres huevos, pero estaba muy triste por su cuarto huevecillo. 

De pronto escuchó una voz que le dijo. 

“Aquí tengo tu huevo”. – dijo el plesiosaurio

El pterodáctilo miró hacia abajo y no podía creer lo que sus ojos le mostraban. 

Voló hacia el plesiosaurio y le dió las gracias por haber salvado su pequeño huevo. 

El plesiosaurio le dijo. 

  • “Debes tener mucho cuidado, las aves no deben estar tan cerca del mar. Aquí habitan grandes dinosaurios marinos”.

La madre lo entendió y decidió buscar un mejor lugar para calentar sus huevos. 

Tras varios días, los cuatro huevos se rompieron y salieron cuatro pequeños pterodáctilos muy bellos.

La madre le enseñó a volar, los cuidó toda la vida y todos vivieron felices para siempre.

Cuentos cortos infantiles de dinosaurios

Esperemos que te haya gustado este cuento corto de dinosaurio para preescolar. Además, te invitamos a seguir disfrutando de los cuentos de dinosaurios cortos. 

Si te ha gustado este cuento, no olvides dejar tu comentario en el apartado inferior. Además aprender todo sobre las clases de dinosaurios por nombres.


¿Y tú qué opinas? Coméntalo debajo. 👇


error: El contenido está protegido