Saltar al contenido
Dinosauriosonline.com

El niño travieso y el dinosaurio 🦕

Disfruta de este hermoso cuento infantil de dinosaurio corto para niños y niñas, que te enseñará el valor de la sinceridad. 

Al terminar de leer uno de los mejores cuentos cortos de dinosaurios para niños. Sigue disfrutando de nuestra categoría de cuentos sobre dinosaurios reales.

Cuentos de dinosaurios reales cortos

Cuento el niño travieso

Érase una vez un niño demasiado travieso que había encontrado un huevo de dinosaurio. Al jugar con el huevo sin querer se le cayó por el barranco. 

Al instante de caerse por el barranco, el papá dinosaurio llegó y preguntó al niño: 

¿Dónde está el huevo? – dijo el papá dinosaurio

El niño respondió. 

“Alguien robó el huevo y huyó muy lejos en esa dirección”.

El papá dinosaurio preocupado por su huevo, rápidamente salió a buscarlo. 

Al papá irse, el huevo se rompió, y salió el bebé dinosaurio. Al ver que su padre no se encontraba comenzó a llorar. 

Tras varios días de búsqueda, el padre decide volver pensando que jamás conocería al pequeño dinosaurio. Pero al volver a la cueva, ve al bebé dinosaurio junto al niño, y pregunta. 

¿Cómo encontraste el huevo? – dijo el papá

El niño responde: 

“Volví hoy, y lo ví en la cueva’. 

El padre dinosaurio no lo creía, y le pregunta a su hijo, el dinosaurio bebé. 

¿Es cierto que volviste a la cueva solo? – dijo el papá

El pequeño dinosaurio, responde:

“Nunca me fuí, siempre estuve junto al niño”

Esto le causó mucha rabia al papá, y volvió a preguntarle al niño. 

“¿Qué fue lo que sucedió? ¿Dónde lo encontraste? Debes decir la verdad”

El niño asustado, empieza a llorar y dice lo que realmente sucedió. 

El papá dinosaurio, entiende y dijo:

“Pequeño niño, no importa que se haya caído el huevo, debiste decirme la verdad y yo lo buscaría. No fue nada fácil para mi, ir a buscar el huevo a la dirección que me indicaste”. 

“Recuerda. Es mejor siempre decir la verdad y no una mentira por miedo a ser regañado”. 

El niño lo entendió y se disculpó. 

Desde aquel día, el bebé dinosaurio y el niño fueron amigos por siempre. Cada tarde iba a jugar con el dinosaurio. 

Desde aquel entonces, el niño no volvió a decir mentiras y el papá dinosaurio siempre los cuidaba a ambos. 

Cuento de dinosaurios corto

Este es un cuento del dinosaurio corto para niños que te demuestra y enseña la sinceridad. 

Si te ha gustado, sigue leyendo los cuentos de dinosaurios para dormir en la parte inferior. Además, no olvides dejar tu comentario en el apartado inferior.

Si eres amante a los dinosaurios, también te invitamos a conocer todo sobre los dinosaurios reales y los demás cuentos de dinosaurios que tenemos en nuestra web.


¿Y tú qué opinas? Coméntalo debajo. 👇


error: El contenido está protegido