Saltar al contenido
Dinosauriosonline.com

El dinosaurio que viajó al futuro 🛫

Cuentos sobre dinosaurios, una de las mejores historias de dinosaurios reales

Además disfruta de la categoría de cuentos de dinosaurios que tenemos en nuestra web.

Dino el dinosaurio cuento

Cuentos para dormir de dinosaurios

Uno de los libros más fantásticos del mundo, cuenta la historia de un dinosaurio que viajó al futuro. 

Si te ha gustado el cuento un viaje al pasado con los dinosaurios. Entonces este cuento te encantará. 

Érase una vez un joven triceratops llamado John que soñaba desde pequeño con ir al futuro. 

Los padres siempre le contaban historias de dinosaurios, pero él quería conocer más allá.

Y siempre preguntaba. 

“Papá, mamá, ¿cómo es el futuro?” 

Los padres siempre trataban de darle los mejores ejemplos y le decían. 

“Querido hijo, el futuro será como tú quieres que sea. Lo más importante es cuidar el planeta Tierra donde vivimos y respetar a los demás”. 

Antes de dormir le gustaba escuchar leyendas de dinosaurios muy grandes como el Tiranosaurio Rex, Estegosaurio, Tilosauiro, Quetzalcoatlus, entre otros. 

Sin embargo, su sueño de viajar y conocer cómo sería el futuro, no descansaba de su mente.

Pasaron los años y su deseo creció. Sus padres querían que pensara como los demás triceratops, pero John era diferente. 

Hasta que un día lo decidió. 

Una mañana se marchó hacia el futuro. No sabía cómo, pero comenzó a caminar. 

John caminó días y días. Tuvo muchas dificultades, ya que en su camino se cruzaron Allosaurus y Velociraptors muy peligrosos. Pero su inteligencia lo ayudaba a escapar. 

Continuaron los días, hasta que llegó a un lugar con muchas aves prehistóricas, desde Pterodáctilos, Arqueopterix, Ichtyornis y una pequeña y maravillosa ave Iberomesornis, llamada Eleni. 

Eleni le dió mucha curiosidad saber qué hacía un triceratops caminando solo como nómada. Así que decidió seguirlo. 

John entendió que era seguido por el Iberomesornis, se detuvo y le dijo. 

  • “¿Por qué me sigues?”.

Eleni respondió. 

  • “¿Qué hace un triceratops solo por estas zonas?”. 

“Voy en busca del futuro” – respondió John

“¿Dónde está el futuro?” – dijo Eleni

“No lo sé, pero llegaré”. – respondió John

En ese instante Eleni recordaba algo muy extraño que había visto cerca de su hábitat y dijo. 

  • “Quiero enseñarte algo muy raro”

John no quería perder más tiempo, pero de todas maneras, aceptó. 

Eleni se puso en su cabeza y comenzaron a caminar. 

Cuando llegaron al lugar, vieron algo extremadamente extraño. 

Allí encontraron la máquina del tiempo que habían construido los chicos que viajaron al pasado, ya que la máquina le había permitido estar una semana con los dinosaurios. 

Cuando John y Eleni encontraron la máquina fue en el instante que los chicos del viaje al pasado con los dinosaurios, estaban buscando a su amigo perdido. 

Si no conoces la historia, te invitamos a conocerla en el siguiente enlace. 


TE VA A INTERESAR: Un viaje al pasado con los dinosaurios


John y Eleni no entendían qué artefacto tecnológico tenían de frente, pero decidieron entrar a ver de que se trataba. 

El ave muy curiosa como el delfín, decidió tocar un botón rojo muy grande y la magia ocurrió.

Viajaron al pasado, unos 15 mil años a.C. 

Cuando salieron de la máquina estaban muy confusos y no entendían lo que había sucedido. 

John decidió salir, pero no imaginaba lo que encontraría en su camino. 

Frente a su rostro estaba un gran Smilodon (Dientes de sable); el gigantesco tigre de más de 350 kilos fue a atacar al triceratops. 

El ave trataba de defenderlo, pero no podía. John tuvo que luchar contra el felino prehistórico más temido de todos. 

Por fortuna, los cuernos del triceratops y la piel robusta ayudó a no tener fuertes heridas. 

Esto también ayudó a que escaparan. Entraron rápidamente a la máquina y Eleni presionó el botón nuevamente. 

La máquina siguió viajando al futuro, esta vez en el año actual. Aterrizaron en la ciudad de New York, Estados Unidos. 

Sus ojos no creían lo que veían. Edificios de tamaños descomunales, fuertes sonidos y poca vegetación. 

La pequeña ave estaba muy triste, quería que volvieran a la máquina. Sin embargo, John quería conocer más el futuro. 

Aterrizaron cerca de un zoológico. 

El parque estaba lleno de animales fantásticos desde, leones, jaguares, pumas, tigres, linces, hasta peces de todo tipo; Pez koi, pez payaso, peces cebra y estrellas de mar rojas

Pero lo que más le sorprendió a John fue un pescado loro, ya que tenía el pico muy parecido a él. 

Desafortunadamente no podían comunicarse, pero el pez loro como John entendieron que tenían alguna similitud. 

Además, vieron animales como murciélagos, perros y caballos blancos

Tanto el Iberomesornis como el triceratops no creían lo que sus ojos veían. Mucho menos los demás animales al ver uno tan diferente como es el dinosaurio

John estaba muy impresionado de como era el futuro, pero sabía que pertenecía a una época diferente, así que le dijo al ave de regresar. 

Cuando entraron a la máquina, John vió un botón azul, lo presionó y volvieron a casa. 

John y Eleni siempre fueron amigos y recordaron lo que vivieron juntos. 

El triceratops le contó a sus padres, estos no pudieron creer, pero estaban contentos de que su hijo era muy feliz. 

John tuvo un recuerdo fantástico del futuro. No obstante, entendió que el pasado era mucho más limpio, menos ruidoso y que los animales estaban en libertad. 

Algo que también entendieron los chicos del cuento – Un viaje al pasado con los dinosaurios

Fin. 

Cuentos de dinosaurios reales

Esperemos que te haya gustado este cuento corto de dinosaurio para preescolar. Además, te invitamos a seguir disfrutando de los cuentos de dinosaurios para niños. 

Si te ha gustado este cuento, no olvides dejar tu comentario en el apartado inferior.


¿Y tú qué opinas? Coméntalo debajo. 👇


error: El contenido está protegido